H.P. Lovecraft es considerado uno de los autores norteamericanos más relevantes del siglo XX. Su literatura ayudó a desarrollar un nuevo género, el horror cósmico, y sirvió de inspiración a multitud de escritores, cineastas y desarrolladores de videojuegos. Sin embargo, el autor de Providence sigue siendo bastante desconocido fuera de los Estados Unidos, y su vida ha estado siempre rodeada de rumores e historias oscuras. Carlos G. Gurpegui nos trae un libro que se sumerge en la vida y obra del creador de los Mitos de Cthulu para contárnosla de forma divulgativa.

El soñador de Providence cumple muy bien la función de introducir a neófitos en el universo lovecraftiano. A partir de un lenguaje simple y sin florituras, Gurpegui va picando la mina que supone la literatura de Lovecraft. El libro no trata de ser un estudio meticuloso del autor, sino más bien una invitación al lector a conocer los rasgos principales de su vida y literatura. Es agradable tanto para seguidores de Lovecraft como para gente que todavía no se ha adentrado en el vasto universo que iniciaron sus obras.

Si bien el libro quiere tratar la influencia de la literatura lovecraftiana en los videojuegos, esta no es ni de lejos la temática principal de la obra. No leeremos sobre videojuegos lovecraftianos hasta el tercer tercio del libro. Es algo que el propio Gurpegui advierte y argumenta: necesita explicar una serie de rasgos sobre su vida y su obra para poder hablar con criterio sobre su influencia en el mundo videolúdico. Aun así, no deja de ser cierto que la parte de videojuegos nos deja con ganas de más.

En definitiva, El Soñador de Providence es un acercamiento acertado a la vida de Lovecraft, que nos aporta las principales bases de su literatura a partir de un análisis de sus relatos principales, y que cierra con un interesante, aunque corto apartado en el que intenta descifrar las mecánicas jugables del horror cósmico. No interesará a todo el mundo, pero si guardas ni que sea una pizca de curiosidad por la obra de Howard Phillips Lovecraft, este libro no te decepcionará.

Anuncios